Llegó noviembre

Hola amigos escritores de su vida. Llegó noviembre con muchos recuerdos que han traído agradables sorpresas, reencuentros y también enfrentar situaciones que pensábamos estaban en el pasado pero que al recibirlas nuevamente nos damos cuenta de cuánto hemos avanzado.

En el ambiente únicamente no está presente el cambio de estación, también lo está lo cercano al fin de este año 2021; el ir pensando en hacer una revisión de lo que hemos enfrentado en estos meses y también evaluar si logramos cumplir las metas que nos propusimos al inicio del año nuevo.

En estos últimos días de lo que resta de este 2021, es el momento propicio para sentarnos a respirar para recibir la llegada de una de las temporadas más lindas del año; la que nos invita al reencuentro familiar y en albergar lo mejor para lo que está por llegar (1 Juan 3:18).

Llegó noviembre y reconozco que el tiempo se ha ido muy rápido, que llevamos dos años con esta situación extremadamente especial, resistiendo las adversidades; intentando cada día darle la bienvenida a nuestra nueva versión y adaptándonos a los cambios para aprender a gestionarlos de la mejor manera (1 Pedro 4:8).

Para muchos ha sido un año más difícil que para el resto; teniendo que enfrentar la partida de seres queridos, problemas de salud, económicos entre tantos otros factores. Por lo que si has estado pasando por dificultades deseo que lo que resta de este año, logres encontrar la estabilidad que necesitas a nivel físico, emocional, espiritual, laboral, económico, familiar y en las demás áreas que lo necesites.

Y es un hecho que todas estas emociones, nos hacen sentir nostalgia, alegría, agradecimiento, esperanza; y vale reconocer que también algo de curiosidad, temor y dudas de cómo será el próximo año.

Lo certero es que en cada día, recibiremos la esperanza como las gotas de rocío, un amanecer que nos recuerda las bienaventuranzas como lo encontramos en Mateo 5: 1 – 12, recibiendo consolación, la tierra por heredad, llenos en justicia, alcanzando misericordia y viendo la gloria de Dios.  

Que la misericordia y paz y amor os sean multiplicados como lo muestra Judas 1:2.  Cada una de las circunstancias que nos ha tocado enfrentar tienen una razón de ser y son parte de nuestro aprendizaje. 

Vayamos frente al espejo y démonos un fuerte abrazo por todo lo que hemos crecido en sabiduría, en amor, tolerancia y en perdón (2 Juan 1:6).

¡Hasta la próxima!

November came

Hello friends writers of your life. November arrived with many memories that have brought pleasant surprises, reunions and situations that we thought were in the past, but that when we receive them again, we realize how much we have advanced.

In the environment, the change of season is not the only event present, but as well as the close to the end of this year 2021. One begins to think about making a review of what we have faced in these months and also evaluating if we managed to meet the goals that we set for ourselves at the beginning of the new year.

In these last days of the remainder of 2021, it is the right time to sit down and breathe to receive the arrival of one of the most beautiful seasons of the year; the one that invites us to family reunion and to host the best for what is to come (1 John 3:18).

November came and I recognize that time has gone very quickly, that we have been with this extremely special situation for two years: resisting adversity, trying every day to welcome our new version and adapt to changes to learn to manage them in the best way (1 Peter 4: 8).

For many it has been a more difficult year than for the rest, having to face the departure of loved ones, health problems, financial problems among many other factors. If you have been going through difficulties, I hope that for the remainder of this year, you will be able to find the stability you need on a physical, emotional, spiritual, work, economic, family level and in the other areas that you need it.

And it is a fact that all these emotions make us feel nostalgia, joy, gratitude, hope, and it is worth recognizing that there is also some curiosity, fear and doubts about what next year will be like.

The certain thing is that each day, we will receive hope like dewdrops, a sunrise that reminds us of the beatitudes as we find it in Matthew 5: 1 – 12, receiving consolation, the earth for inheritance, full of justice, reaching mercy and seeing the glory of God.

May mercy and peace and love be increased in you as Jude 1: 2 shows. Each of the circumstances that we have had to face have a reason for being and are part of our learning.

Let’s go in front of the mirror and give each other a big hug for all that we have grown in wisdom, love, tolerance and forgiveness (2 John 1: 6).

Until next time!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s